La pandemia, covid 19, está dejando imágenes que nunca como árbitros de fútbol pudiéramos imaginar.

Partidos y ligas de manera íntegra jugándose a estadios cerrados, sin público, sin el calor de la gente, sin el eterno eco de gol y con el silencio de miles de almas en cada final de partido.

La parte económica del arbitraje, donde un 50% de los árbitros están sin trabajo y viviendo exclusivamente de los ingresos que les da el fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here